LOS HOMBRES DE CARAL

Los hombres de Caral desarrollaron la agricultura y el comercio.
Dibujo: José Medina.


Los hombres de Caral


Los hombres de Caral construyeron un conjunto de pirámides sagradas en el valle del río Supe (norte de la región Lima). La más grande tiene un “anfiteatro” donde se realizaban las ceremonias religiosas públicas. Según su estudiosa, la arqueóloga Ruth Shady, Caral fue la sede de un “estado prístino”, donde se realizaban actos religiosos, administrativos, artesanales y comerciales.

Los hombres de Caral se agrupaban en ayllus (comunidades) dedicados principalmente a la agricultura. Esta actividad tuvo gran desarrollo gracias a la construcción de una red de canales de regadío. En los campos agrícolas del valle de Supe se producía, principalmente, algodón, calabaza, zapallo , frijoles, camote, ají y pacae. También fueron excelentes fabricantes de mates, y sobretodo de tejidos y redes de pescar.  También elaboraban flautas y estatuillas de ídolos femeninos.