EL HOMBRE DE JAYHUAMACHAY

El hombre de Jayhuamachay

Jayhuamachay o Jaywamachay es el nombre de una cueva ayacuchana ubicada a 16 kilómetros de la ciudad de Huamanga. Según Richard Mac Neish, fue utilizada por antiguos criadores de llamas durante el Arcaico Temprano. En este sitio arqueológico se encontró restos óseos de llamas, así como una gruesa capa de coprolitos, que hicieron suponer a su descubridor que la caverna fue utilizada como corral de pastores de camélidos andinos. En la actualidad, esto está desestimado.

Para Mac Neish, el hombre de Jayhuamachay también fue horticultor, por los restos de achiote que fueron encontrados en sus estratos.