EL HOMBRE DE CERRO PALOMA

Viviendas de Cerro Paloma. Dibujo: Santiago Agurto

El hombre de Cerro Paloma

El hombre de Cerro Paloma vivió en una aldea ubicada cerca de Pucusana (sur de Lima). Aquí el arqueólogo Federico Éngel desenterró viviendas de pobladores sedentarios que usaban bloques de piedra y barro en sus construcciones. Su antigüedad aproximada es de 4000 años a.C.

La mayor importancia de este sitio arqueológico está en sus recintos de servicio público. Construcciones no usadas como viviendas domésticas, sino como centros destinados a un grupo dirigente que planificaba las tareas agrícolas o artesanales y que convocaba y organizaba a los aldeanos que las ejecutaban.

Recinto público cuadrangular de Cerro Paloma. Dibujo: Santiago Agurto

Las evidencias arqueológicas sugieren el inicio de una jerarquización social que, con el incremento del excedente productivo, el crecimiento demográfico y la especialización artesanal, se hizo cada vez más compleja.