12 de junio de 2015

EL TEMPLO DE VENTARRÓN

Mural de los venados cautivos en Ventarrón.
Foto: Proyecto Arqueológico Cerro Ventarrón.

El templo de Ventarrón (Lambayeque)

El templo de Ventarrón (2300 a.C.) es el más antiguo de la Costa Norte del Perú y posee los murales policromados más antiguos del Perú y América. Su hallazgo científico fue anunciado en noviembre de 2007 por el arqueólogo peruano Walter Alva.

Este importante centro ceremonial del período Arcaico Tardío se ubica en Pomalca, departamento de Lambayeque, en la costa norte del Perú. Es contemporáneo a famosos templos precerámicos como los de Caral (Lima), Kotosh (Huánuco) y La Galgada (Ancash). Fue construído con grandes bloque de barro, unidos con mortero y estabilizados con palos. Posée muros curvos y una escalera que lleva a un "altar de fuego sagrado".

Sus paredes fueron decoradas con varias pinturas con diseños geométricos y naturalistas, destacando las figuras de venados negros atrapados en una red. Estos murales tienen una antigüedad de 2000 años a.C. y son los más antiguos de América.

También se halló una ofrenda que contenía esqueletos de mono y guacamayo (animales de la selva), así como adornos de turquesas y conchas spondylus (productos de Ecuador). Esto indica que los hombres de Ventarrón, aparte de ser buenos agricultores, pescadores y cazadores, destacaron como comerciantes. mantuvo vínculos comerciales de gran alcance.

Hacia el año 1600 a.C., cuando Ventarrón sufrió un colapso climático, sus habitantes enterraron el templo y se trasladaron a Collud-Zarpán, también en Pomalca, Lambayeque.

Actualmente, las excavaciones y estudios del templo de Ventarrón están a cargo del Proyecto Arqueológico Cerro Ventarrón, dirigido por el arqueólogo Ignacio Álva Meneses.